Scroll to top

Queridos huéspedes, pacientes, amigas y amigos:


Steffanie Hornstein - 01/12/2020 - 0 comments

Estamos seguros de que coincidirán con nosotros en que 2020 no ha sido un año normal, sino ¡hasta loco! Un diminuto organismo que no puede ser detectado a simple vista ha influido en la vida de todo el mundo más que cualquier otro acontecimiento desde las dos guerras mundiales. Hemos reducido los desplazamientos en gran medida o incluso hemos dejado de viajar; las reuniones y otras citas en grupo ahora solo se celebran por videoconferencia; no visitamos a nuestros familiares ni a los amigos, no asistimos a eventos culturales ni frecuentamos los restaurantes. No hay celebraciones, las mascarillas y los desinfectantes se han convertido en nuestros compañeros inseparables…

Hemos tenido que renunciar abruptamente a nuestra sensación de flexibilidad –a la impresión de que «el mundo está a nuestros pies»– y ello de forma involuntaria y sin tener ni voz ni voto en el asunto. Estas cosas nos resultan extrañas hoy en día, pues teníamos todo bajo control y podíamos elegir libremente según nuestros gustos las citas, las actividades de ocio, los destinos de vacaciones, los restaurantes.

La dimensión de esta pandemia se debe sin duda a la globalización, pues estamos interconectados a los niveles más diferentes. No obstante, aunque el «distanciamiento social (en realidad «físico»)» es lo que impera en estos tiempos que nos ha tocado vivir, deberíamos permanecer todavía más unidos, especialmente ahora. Se necesitan estrategias homogéneas, cooperación a nivel internacional y multilateralismo en lugar de intentos de aislamiento egoístas. La protección de los sectores de la población especialmente vulnerables solo tendrá éxito si trabajamos juntos. A los retos a los que nos enfrentamos en la actaulidad se enfrentan también nuestros vecinos y los países que nos rodean. Aunque estrechar la mano ya no está de moda en estos momentos, deberíamos darnos la mano metafóricamente hablando y apoyarnos mutuamente. Una frase que ha sido leída y escuchada muy a menudo en los últimos meses: ¡El mundo después del coronavirus no será el mismo que antes!

Todo ello nos ha llevado en Buchinger Wilhelmi a reflexionar sobre las nuevas necesidades de nuestros pacientes y cómo podemos satisfacerlas. Tras el estallido de la pandemia, nos hemos centrado aún más en el tema de la «inmunidad y la prevención«. Se ha demostrado suficientemente que los principales factores de riesgo de una infección grave por coronavirus son la hipertensión, la obesidad y la diabetes. Estas tres indicaciones son precisamente las que llevamos tratando con gran éxito desde hace 100 años con nuestro concepto médico. Con la ayuda de nuestro equipo de investigación , dirigido por la Dra. Wilhelmi, y de nuestros socios europeos en el ámbito de la investigación, en el futuro estudiaremos los mecanismos de los efectos virales en relación con el metabolismo del ayuno para poder tratar a nuestros pacientes de forma aún más eficaz.

Por lo demás, ¿qué ha pasado en nuestras clínicas en los últimos meses?

En 2020 fueron lugares de regeneración e inspiración más que nunca antes. Nuestros pacientes nos han dicho que con nosotros se han recuperado del constante estrés de la COVID-19 y se han sentido suficientemente protegidos gracias a las pruebas periódicas realizadas a huéspedes y pacientes.
Desde el coronavirus, hemos recibido en nuestras clínicas a un gran número de primerizos, es decir, pacientes que han estado con nosotros por primera vez. Las estancias medias de las curas de ayuno han sido significativamente más largas que en años anteriores, lo que puede atribuirse a un entorno de trabajo cada vez más descentralizado y a los cambios en los hábitos de viajar, o quizá también a una mayor necesidad de recuperación.
En los meses de calor, algunas de nuestras actividades, como el yoga, la meditación y los conciertos, se trasladaron al aire libre, al jardín y a la orilla del lago y del mar. Algunas de ellas se seguirán practicando así después del Covid-19. Buchinger Wilhelmi también ha ampliado su oferta online, especialmente para quienes no pudieron visitarnos este año: ahora también estamos presentes en YouTube y producimos nuestro propio podcast.

YouTube
Pdcast Buchinger Wilhelmi
Podcast

A modo de resumen podemos decir que incluso en 2020, el año del coronavirus, hemos hecho todo lo posible para cumplir con nuestra misión: «We empower people to live a healthy and fulfilling life».

Ahora el año está llegando a su fin y pronto celebraremos la Navidad, la fiesta del amor, con nuestras familias, en la medida en que las circunstancias lo permitan.
Quién sabe, quizás ocurra un espectacular milagro navideño y pronto podamos declarar el fin de la pandemia.

Sea como sea, estaremos para ustedes en Überlingen y Marbella si desean darle un descanso a su cuerpo, a su mente y a su espíritu.

Su familia Buchinger-Wilhelmi

 

 
Buchinger Wilhelmi family