Scroll to top

FAQ

¿Puedo venir de un día a otro? ¿Y tengo opción a una habitación determinada según mis deseos?

Es bastante difícil que pueda acudir de un día a otro, debido a la gran demanda, y en todo caso tendría que hacerlo más bien en otoño o invierno. Para tener la seguridad de quedar con una habitación en la categoría que usted prefiere, le recomendamos efectuar la reserva con dos a tres meses de antelación. Por razones logísticas no podemos reservarle una habitación determinada, sino sólo la categoría que usted desea – ¡pero todas nuestras habitaciones tienen en común que son bonitas y confortables!

¿Qué debería tener en cuenta al hacer mi maleta? ¿Qué es lo que necesitaré y qué no?

Si usted puede elegir entre varias maletas, elija la pequeña; el lujo del ayuno consiste en que se necesita muy poco y que es el momento ideal para desembarazarse de lastres de todo tipo. Puede por lo tanto viajar ligero de equipaje, sin renunciar sin embargo a los siguientes utensilios imprescindibles:

  • Ropa de abrigo (jerseys, calcetines, bufanda), ropa y calzado para las caminatas
  • Zapatillas de deporte para el gimnasio
  • Ropa para la lluvia
  • Ropa deportiva y de baño
  • Prendas cómodas para el día a día
  • Una prenda de vestir para alguna ocasión especial (p.ej. festivales, teatro)
  • Su diario (¿que acaba de estrenar?)
  • Los libros que hace tiempo ha querido leer
  • Su música preferida y auriculares confortables
  • Reloj de pulsera
  • Informes médicos recientes y los medicamentos que le han sido prescritos en cantidades suficientes (o las recetas correspondientes de su médico de cabecera).
¿Puedo trabajar durante mi estancia? ¿Se verá reducido mi rendimiento durante la ayunoterapia o hay otras razones por las que no sería conveniente trabajar durante mi estancia en Buchinger Wilhelmi?

En nuestro archivo tenemos casos de ayunantes que han escrito una novela entera o el guión de una película, como también de otros que han venido con 20 kilogramos de dossiers y se los han llevado de vuelta sin ni siquiera abrirlos. Si usted puede permitírselo, ¡venga sin la necesidad de trabajar! Concédase la libertad de vivir nuevas experiencias o simplemente de hacer aquello que le apetece en cada momento.

¿Puedo traer a mi querida mascota, o hay razones relacionadas con las circunstancias de una clínica de ayunoterapia que lo impiden?

Lo sentimos, pero por razones de higiene en general y por especial consideración hacia nuestros pacientes alérgicos no es posible ingresar en la clínica con animales de compañía.

Deseo venir con una persona que me acompañe, pero que a su vez no quiere utilizar su oferta terapéutica. ¿Es posible?

Sí, durante los primeros tres días, las personas que le acompañen a la clínica serían consideradas como visitantes. A partir del cuarto día se les consideraría pacientes incluidos en el proceso médico-terapéutico de nuestra oferta multidisciplinar.

Dispongo de poco tiempo y me gustaría, simplemente, tomarme un fin de semana de descanso para relajarme. ¿Es posible?

Nos complacerá darle la bienvenida a nuestra clínica para una estancia de fin de semana que le permitirá conocer a Buchinger Wilhelmi y a nuestros servicios. No obstante, para que pueda disfrutar plenamente de los beneficios de nuestras ofertas terapéuticas, le aconsejamos una estancia mínima de una semana y de dos, como mínimo, si desea ayunar.

Relájate desde 3 noches (Lago de Constanza)

¿Puedo ver en mi habitación la televisión y conectarme a Internet, si así lo deseo?

Naturalmente, si usted lo desea, puede hacer ambas cosas: todas las habitaciones tienen instalación de WLan y, por un costo adicional, le ponemos a su disposición un televisor. Sin embargo, si usted desea vivir plenamente la experiencia del ayuno terapéutico, le recomendamos prescindir en lo posible de los estímulos provenientes de los medios de comunicación tales como Internet, televisión, radio o teléfono y de no perder lo mejor de su estancia. ¡Aléjese por una vez del „mundanal ruido“, recójase, escuche a su voz interior y sienta como su sensibilidad revive gracias al ayuno y llega a vibrar con el arte, la cultura y la naturaleza, de una manera nueva y genuina.

¿Varían los servicios según la categoría de la habitación elegida?

No, la diferencia de precios entre las categorías de las habitaciones está relacionada únicamente con la orientación, el tamaño, el equipamiento y la decoración de las habitaciones, no incide de ninguna manera en nuestros servicios, ya sean terapéuticos u otros.

¿Qué incluyen los diferentes precios globales que ofrece Buchinger Wilhelmi?

Nuestros precios globales incluyen toda una gama de servicios: las consultas médicas, la asistencia de enfermería 24 horas, el análisis clínico inicial estándar, las bebidas propias del ayuno (diferentes tipos de agua mineral e infusiones, zumos de frutas recién exprimidas y caldos vegetales) y un bono para terapias y tratamientos varios. También están incluidos las actividades del programa semanal y el uso de las instalaciones. Todos nuestros precios globales ofrecen los servicios mencionados, sólo varía el valor del bono según la duración de la estancia.

¿Para qué hora programo mi llegada? ¿Cuándo puedo ocupar mi habitación y con quién puedo hablar sobre los detalles de la estancia?

El día de llegada, su habitación estará disponible a partir de las 16.00. A partir de esa hora, nuestro equipo de Recepción estará plenamente a su disposición, le mostrará todas las instalaciones y responderá a sus preguntas. Le agradeceríamos que nos informara con antelación si el día de llegada desea tener una consulta con un médico para, de ese modo, poder comenzar inmediatamente con su cura.

Ante una oferta tan amplia, ¿cómo funciona el sistema para concertar las citas de los servicios y tratamientos individuales? ¿A quién debo dirigirme para ello?

Durante el reconocimiento inicial, su médico elaborará junto con usted su programa terapéutico personalizado. A partir de ahí, una oficina específica se encargará de la planificación centralizada de sus citas para terapias y tratamientos.
Si usted ya dispone de experiencias positivas con las terapias ofrecidas en nuestra casa, nos complace presentarle la opción de contactarnos con anterioridad a su llegada y comunicarnos sus preferencias, de manera que pueda comenzar desde el primer día de su estancia con el programa elegido por usted.
Para la planificación terapéutica en Buchinger Wilhelmi del Lago de Constanza tiene a su disposición el correo electrónico therapieplanung@buchinger-wilhelmi.com, para Marbella planificacion@buchinger-wilhelmi.es.

Si mientras preparo la estancia tengo alguna pregunta médica, ¿existe la posibilidad de hablar directamente con alguno de sus facultativos?

Siempre que desee saber algo o tenga alguna pregunta de carácter médico, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Si lo desea, podemos concertarle una cita telefónica con el médico indicado para atender su pregunta y asesorarle. Le rogamos que envíe su consulta médica a través de nuestro Formulario de contacto “Consulta médica”.

La reducción drástica de peso aparentemente aumenta el riesgo de formación de cálculos biliares y de cólicos biliares. ¿El ayuno también lo hace?

Se ha observado la formación de cálculos biliares en casos de medidas extremas para perder peso, p.ej. después de una reducción de estómago (gastric bending) o de dietas híper-proteicas, a razón de un 8% después de 4 semanas y de entre 20 y 35 % después de varios meses de reducción. No tenemos conocimiento de una formación de cálculos biliares después de un ayuno terapéutico. Quizás esto se deba al hecho de que el ayuno terapéutico pocas veces exceda las 3 o 4 semanas y que los complementos se administran sólo en forma de productos naturales.

Se suele decir que pérdidas aceleradas de peso causadas por dietas estrictas pueden provocar ataques de gota. ¿Es también el caso con el ayuno?

En los ayunos bajo dirección médica, los ataques de gota son muy raros. Una ingesta suficiente de líquido, la observación de las reglas básicas de la ayunoterapia, el control de los valores analíticos y – si fuera preciso – la administración de un medicamento a las personas con riesgo de sufrir un ataque de gota evitarán su aparición.

Sin apenas consumir algo, pero eliminando continuamente, ¿no se resiente el equilibrio de minerales en el organismo?

No es así, porque durante el ayuno, los mecanismos de ahorro propios del organismo impiden una pérdida no fisiológica de minerales. Además, los complementos que recibe el ayunante, en forma de zumos frescos de frutas y hortalizas, le aportan potasio y otros minerales en cantidades suficientes. Aún así, ocasionalmente pueden presentarse algunos de los siguientes síntomas: hipotensión sanguínea, mareos, dolores de cabeza, cansancio, sequedad de piel y mucosas, mal aliento y mayor sensibilidad al frío. Estos síntomas sin embargo suelen desaparecer espontáneamente o con sencillos tratamientos de la medicina naturista: la ingesta de té negro y miel, aplicaciones de calor (baños, envolturas), aplicaciones Kneipp, actividad  física y el estímulo de los procesos eliminatorios a través del intestino (enemas), los riñones, la piel y los pulmones hacen que los ayunantes en nuestras clínicas no suelen tener molestia alguna. La gran mayoría de nuestros pacientes experimenta un bienestar físico y espiritual que va en aumento a medida que avanza el ayuno.

¿Pierde proteína el músculo cardíaco? ¿Qué consecuencias tiene esta pérdida?

Como ya mencionamos, el consumo de reducidas cantidades de proteínas durante el ayuno es fisiológico y nada problemático – y tampoco en el caso del músculo cardíaco. Por lo contrario, en un ayuno metodológicamente correcto, se incrementa la capacidad de rendimiento de la musculatura – incluso la de la musculatura cardíaca. Y más aun cuando el ayuno se acompaña de un programa adecuado de ejercicio físico. Los ayunantes suelen sentirse cada vez más ágiles,  pueden moverse con más facilidad y ascienden, p.ej. en senderismo o gimnasia, paso a paso a grupos de más alto rendimiento. Sabemos del mundo animal que p.ej. las aves migratorias, que sobrevuelan desiertos y mares, no beben ni comen, a pesar de su extrema actividad física. Se ha comprobado que utilizan no sólo la proteína muscular del aparato locomotor, sino también del músculo cardíaco. Su corazón pierde hasta un 20 % de volumen, sin que por ello se debilite su rendimiento.

¿Puede uno llegar a debilitarse con el ayuno terapéutico de tal manera que se vea perjudicada la salud?

El ayuno terapéutico no es peligroso. Todo lo contrario: representa, bajo asistencia médica, una terapia eficaz contra las enfermedades metabólicas y muchas de las llamadas enfermedades de la sociedad del bienestar (p.ej. sobrepeso, hipertensión arterial), reduciendo factores de riesgo. Pero tiene también un efecto terapéutico muy positivo en el caso de las enfermedades reumáticas, el asma, las alergias y las migrañas, por sólo nombrar algunas de sus indicaciones.

¿Ocurre con el ayuno como suele ocurrir con otros métodos para perder peso? ¿Es verdad que lo contrarresta la administración de bebidas proteicas, tal como se lee con frecuencia?

El aumento de peso después de la interrupción del ayuno es completamente normal. Que este aumento no lo sea en exceso no depende de la administración de bebidas proteicas u otros recursos, sino de la introducción de un estilo de vida más saludable que se inicia durante el proceso del ayuno. Hemos plasmado nuestra experiencia en números: Según nuestra estadística clínica, una tercera parte de nuestros pacientes regulares tiene, después de haber pasado por diez ayunos – a razón de un ayuno por año aproximadamente, tal como lo recomienda la tradición –  menos peso que al inicio del primer ayuno; la otra tercera parte mantiene su peso inicial; sólo el último tercio ha cogido peso, si bien en la mayoría de los casos de forma bastante moderada. Por lo demás, hay que decir que son completamente fisiológicos los aumentos y las pérdidas de peso que se producen periódicamente en la naturaleza y que forman parte del ritmo natural de muchas formas de vida más evolucionadas: Almacenan grasa durante los períodos de abundante alimentación y viven de sus depósitos de grasa durante los períodos de carencia, de manera que no aumentan de peso a lo largo de los años. También cabe señalar que el ayuno facilita la introducción de un estilo de vida diferente, lo que puede tener consecuencias positivas duraderas para su peso.

¿Cuánto puedo adelgazar? ¿Existen cifras concretas?

No, es imposible establecer de antemano con exactitud cuántos kilos puede usted perder. La pérdida de peso varía mucho de una persona a otra y depende de una serie de factores diferentes e individuales tales como la edad, la constitución física, el peso, el sexo, los hábitos alimenticios, el ejercicio físico o la capacidad para relajarse. Las personas con mucho sobrepeso pierden entre 200 y 500 g por día. Pero si usted ayuna por otras razones, como p.ej. para tratar una enfermedad crónica inflamatoria, puede ralentizarse la pérdida de peso con ayuda de unos pocos suplementos sin que ello disminuya los efectos positivos del ayuno.

¿Se puede perder peso o prevenir el aumento de peso con el ayuno?

Los hombres entre 30 y 40 años y las mujeres después de la menopausia tienden a aumentar de peso. El ayuno sin duda puede cortar esta tendencia. Muchas personas mantienen gracias al ayuno su peso normal o contrarrestan una tendencia a aumentar de peso mediante ayunos terapéuticos regulares y dirigidos por especialistas. Cuando se ayuna, la grasa  – y no la proteína – es la principal fuente de energía, y lo es desde el principio. Es cierto que durante el ayuno el organismo también recurre a la proteína, proveniente en parte de las células musculares. Pero también es cierto que las células musculares son capaces de prescindir de proteína sin dañarse. Todo lo contrario, esta eliminación proteica es un fenómeno reversible que para algunas enfermedades incluso puede tener efectos terapéuticos. Tanto en el ayuno como en la mayoría de las dietas se produce inicialmente una diúresis, debida en parte a la pérdida de agua ligada al glucógeno y a las proteínas, y por otra parte al efecto eliminador de sal y agua que es propio del ayuno. Esta diúresis es sumamente beneficiosa en casos de hipertensión y edemas.

El concepto de “desintoxicación” corresponde por una parte a la sensación subjetiva de bienestar, ligereza y creciente claridad que experimentan los ayunantes, y por otra parte a cambios objetivos: La piel se vuelve más limpia, la respiración es más libre, el estado de ánimo más positivo y las molestias disminuyen.
Cuando hablamos de “desintoxicación”, también nos referimos a ciertas sustancias que están presentes en la sangre en cantidades excesivas, p.ej. el colesterol y otros lípidos, la glucosa o también los depósitos excesivos de grasa acumulada y sedimentos arteriales. Incluimos en esta lista igualmente determinados sedimentos proteicos nocivos para la salud (los  AGE’s – advanced glycation endproducts). Un ayuno con asistencia médica normaliza en la mayoría de los casos los parámetros hematológicos y reduce los depósitos de grasa. Se sabe que una alimentación extremadamente pobre en grasa puede reducir los sedimentos arteriales típicos de la arteriosclerosis.

¿Cuáles son las indicaciones para las que Buchinger Wilhelmi recomienda el ayuno terapéutico?

Desde el punto de vista médico, el ayuno está indicado para el tratamiento de diversas enfermedades metabólicas tales como la hiperlipidemia, el diabetes mellitus del tipo 2 o el síndrome metabólico. Pero también en caso de sobrepeso, especialmente cuando se trata de modificar el propio estilo de vida de forma duradera. Así mismo, se han obtenido buenos resultados terapéuticos en el tratamiento de afecciones inflamatorias crónicas como la artritis reumatoide o articulares como la artrosis. Por otra parte, el ayuno puede incidir positivamente en el síndrome del intestino irritable, la migraña, la fibromialgia y numerosas otras enfermedades. Aplicado a animales con diferentes tipos de cáncer, el ayuno revela un buen efecto terapéutico. Sin embargo, al no existir aun estudios comparables para casos humanos, no tratamos estos cuadros patológicos por ahora.

Indicaciones

Aunque no ayune, ¿puedo disfrutar de la oferta multidisciplinar de Buchinger Wilhelmi?

Por supuesto, nuestros pacientes pueden utilizar todos los servicios de nuestra oferta, tanto médicos y terapéuticos como de otro tipo, aunque no ayunen. Nuestros médicos elaborarán para usted un programa terapéutico personalizado en el cual la dieta integral constituye un elemento importante. ¡Verá que lo saludable sabe muy bien!

¿Aparte de los períodos recomendados, ¿existe una estancia mínima para hacer una ayunoterapia?

Para poder hacer con nosotros un ayuno terapéutico, debe prever una estancia mínima de diez días. Este es el tiempo que se necesita para la fase de preparación al inicio, el ayuno propiamente dicho y la etapa de readaptación siguiente a la interrupción del ayuno. Pero por supuesto puede usted venir también por menos tiempo, si desea conocernos, hacer jornadas sueltas de reposo digestivo o disfrutar de las otras ofertas de nuestra amplia gama de servicios, incluida nuestra cocina integral, exquisita y sin embargo ligera.

¿Por cuánto tiempo se prolonga el ayuno terapéutico? ¿Se recomiendan períodos determinados? ¿Qué hay que tener en cuenta?

Para adaptarse al metabolismo del ayuno, el cuerpo humano necesita unos dos a tres días. A ellos les sigue un ayuno de varios días o semanas, según la indicación y las condiciones físicas del paciente. El proceso concluye con la readaptación. Cuanto más largo el ayuno, tanto más larga debería ser la fase de readaptación. La estancia para un ayuno terapéutico suele ser en Buchinger Wilhelmi de dos a cuatro semanas. Pero en casos concretos también pueden ser acertados períodos bastante más prolongados. En el momento del reconocimiento inicial o, si lo desea, antes de su llegada, su médico le indicará cuál sería para usted la duración ideal del ayuno.

¿Cómo se desarrolla un tratamiento típico de ayuno? ¿Existen varias etapas? ¿Cómo se organiza el calendario?

Si su estancia es de dos semanas, el tratamiento de ayunoterapia se desarrolla de la siguiente manera: en primer lugar se prepara el organismo mediante la llamada jornada de reposo digestivo en la que se ingieren todavía unas 600 calorías en forma de frutas y verduras, es decir, básicamente hidratos de carbono, ninguna grasa y muy pocas proteínas. Siguen a continuación nueve días de ayuno que se desarrollan según un ritmo preestablecido, con terapias y otras ofertas de apoyo. La etapa de ayuno finaliza con cuatro días de readaptación, durante los cuales el organismo se prepara para pasar de forma progresiva de la alimentación interior a la exterior. La duración del ayuno propiamente dicho puede prolongarse durante unos días o incluso durante semanas completas. Más información sobre cómo transcurre un típico día de ayuno en nuestra clínica podrá obtener aquí:

Un día en Buchinger Wilhelmi 

¿Qué se entiende por terapias de apoyo y qué servicios y tratamientos completan la oferta?

El ayuno terapéutico Buchinger busca el bienestar integral. Las terapias denominadas por el Dr. Otto Buchinger “de apoyo” incluyen diferentes ofertas y tratamientos para el cuerpo, el alma y el espíritu. Aquí encontrará la descripción detallada de cada una de ellas:

Nuestro Concepto Buchinger Wilhelmi