Scroll to top

Cuaresma


Barbara Philipps - 07/02/2024 - 0 comments

TIEMPO PARA EL AYUNO

Ayuno: una tradición histórica, religiosa y médica

El ayuno es una pausa para el reajuste y la regeneración del cuerpo y de la mente: en las clínicas Buchinger Wilhelmi se puede ayunar durante un periodo más o menos prolongado para regresar a la vida cotidiana con nuevas energías. El ayuno es una capacidad fisiológica propia de los seres humanos y de los animales en la que el cuerpo recurre a las reservas de grasa cuando no se consumen alimentos. El ayuno cuenta también con una larga tradición en todas las religiones del mundo, y la medicina naturista utiliza los efectos terapéuticos de ayunos largos o cortos en muchas de sus terapias. A continuación, le ofrecemos una descripción más detallada de los distintos periodos de ayuno a la vez que explicamos en qué consiste el ayuno terapéutico que se practica en las clínicas Buchinger Wilhelmi.

Una breve historia del ayuno

Los periodos de abstinencia –voluntaria o involuntaria– siempre han existido. Nuestros antepasados rara vez disponían de alimentos suficientes de día y de noche, en verano y en invierno, como disponemos nosotros hoy. Cuando los seres humanos se convirtieron en cazadores y recolectores, en ciertas épocas del año había muy poco o nada para comer. En épocas de escasez de alimentos, el cuerpo humano dispone de la posibilidad de recurrir a sus propias reservas como fuente de energía. De este modo, el cambio del metabolismo habitual a un metabolismo propio del ayuno permitía superar varias semanas sin comer. En aquella época, el ayuno no tenía nada que ver con una abstinencia planificada, sino que era más bien un componente obligatorio y periódico de la vida.

Con el paso del tiempo se fueron estableciendo períodos de ayuno voluntarios. Existen pruebas de que el ayuno se practicaba ya en el antiguo Egipto y en el Imperio romano. Al parecer, el médico griego Hipócrates recomendaba el ayuno como medida terapéutica. A él se le atribuye también la cita siguiente: «Si quieres mantenerte fuerte, sano y joven, sé moderado, ejercita tu cuerpo, respira aire puro y cura tus dolencias con ayuno en lugar de con medicamentos».

Ayuno religioso

El ayuno es también un ritual fijo de muchas religiones y su duración e intensidad varía de una a otra. A continuación, le ofrecemos un breve resumen de algunos de los periodos de ayuno de carácter religioso.

El ayuno en el cristianismo

En el cristianismo, el periodo de ayuno o Cuaresma recuerda los 40 días que Jesús ayunó en el desierto para prepararse a su misión en el mundo. Hoy en día, para los cristianos es un tiempo de preparación para la Pascua que se caracteriza por la reflexión consciente sobre el propio comportamiento durante el año transcurrido y por la penitencia. La Cuaresma implica una renuncia consciente a fin de crear un espacio en la vida para la fe y centrarse en ella. La Cuaresma recibe distintos nombres según la iglesia de que se trate: protestante, católica u ortodoxa. Designa los 40 días durante los cuales los cristianos se preparan para celebrar la Pascua y termina el Domingo de Resurrección. Con el tiempo, el inicio de la Cuaresma se adelantó al Miércoles de Ceniza. La razón del adelanto es que se introdujeron los domingos como breves periodos de descanso del ayuno y ya no era posible llegar a los 40 días sin ajustar el inicio de la Cuaresma.

En 2024, la Cuaresma cristiana comienza el 14 de febrero y termina el 28 de marzo, Domingo de Resurrección.

Hoy en día, la abstinencia durante la Cuaresma cristiana puede adoptar diversas formas. En general, se ha abandonado la antigua renuncia total a ingerir alimentos sólidos durante todo el periodo. Algunas personas optan por abstenerse de consumir algo que les causa placer, como los dulces, la carne, el alcohol o los cigarrillos. La abstinencia puede referirse también a las redes sociales, la televisión u otras distracciones de la vida cotidiana. Ya no hay reglas claras. Desde hace algunos años, muchas comunidades ofrecen una semana de ayuno «según Buchinger para personas sanas». Esta propuesta solo se corresponde en parte con el ayuno terapéutico bajo supervisión médica tal como nuestros pacientes lo conocen de Buchinger Wilhelmi. En las clínicas de ayuno fundadas por el Dr. Otto Buchinger, el ayuno terapéutico se basa en tres dimensiones: la dimensión médico-terapéutica, la dimensión espiritual y la dimensión comunitaria.

El ayuno en el islam

En el islam, la época de ayuno se denomina Ramadán, que es el noveno mes del año islámico. La fecha de inicio se adelanta un poco cada año.

Este año, el Ramadán comienza el 10.04.2024 y finaliza el 09.05.2024.

El periodo de ayuno dura 30 días, durante los cuales se evita cualquier disfrute y solo se permite comer y beber desde la puesta del sol hasta el amanecer. En realidad, se trata de un ayuno intermitente. Durante el Ramadán se reza mucho y la vida cotidiana se restringe en cierta medida: no se debe discutir ni mantener relaciones sexuales, y los comercios suelen cerrar más pronto. Incluso en los medios de comunicación los temas religiosos se tratan cada vez más. Sin embargo, el ayuno sirve también para limpiar el cuerpo y el alma. Como para los musulmanes el periodo de ayuno es un tiempo de comunidad, la ruptura del ayuno suele celebrarse en familia. El Ramadán es obligatorio para los musulmanes, salvo algunas excepciones por motivos de salud. Aunque el ayuno es un ritual que se practica durante el periodo establecido, las reglas dietéticas no siempre se siguen estrictamente: la sopa tradicional, la chorba, solo debe acompañarse de dátiles, leche y platos sencillos. Sin embargo, a menudo se comen alimentos demasiado calóricos, dulces y grasos al atardecer y por la noche, lo que puede menoscabar los beneficios del ayuno para la salud.

El ayuno en el hinduismo, judaísmo y budismo

  • Otros rituales de ayuno religioso se practican, por ejemplo, en el hinduismo, en el que se ayuna también en días concretos, previamente establecidos. En algunos grupos, como los jainistas (véase Gandhi) se ayuna durante periodos más largos.
  • El judaísmo establece varios días de ayuno, el más estricto de los cuales es la festividad de Yom Kipur. Sin embargo, el ayuno nunca supera las 25 horas. Por tanto, no existe la tradición de un ayuno de varias semanas de duración como en el cristianismo o en el islam.
  • Aunque el budismo no prescribe en principio días de ayuno concretos, la abstinencia desempeña un papel importante. Se trata más bien de establecer un equilibrio, ya que Buda rechazaba los extremos. Por ejemplo, algunos budistas comen menos antes de meditar para poder concentrarse mejor.

Ayuno terapéutico en Buchinger Wilhelmi

En Buchinger Wilhelmi ofrecemos a nuestros pacientes el ayuno terapéutico según el método de nuestro fundador, el Dr. Otto Buchinger. En 1935 publicó el libro «El ayuno terapéutico», que todavía hoy se considera una de las obras más importantes sobre el ayuno. Para él, el ayuno tiene tres dimensiones: la dimensión médico-física, la dimensión mental-espiritual y la dimensión humana. El ayuno según el programa de Buchinger Wilhelmi se realiza bajo supervisión médica. Nuestro departamento de Investigación documenta científicamente sus efectos preventivos y terapéuticos.

Entre el ayuno religioso y el ayuno terapéutico hay algunas similitudes: introspección, descanso, tiempo para el cuerpo y el alma y para la comunidad. Ambos enfoques comparten especialmente la idea de hacer una pausa y mirar hacia dentro.

En nuestras clínicas, el ayuno es posible en cualquier momento y no solo durante los periodos de ayuno religioso. El principal objetivo de nuestros pacientes internacionales es mejorar su estado de salud y su calidad de vida.

La Dra. Françoise Wilhelmi de Toledo,
médica especialista en ayuno
y fundadora de nuestro departamento científico,
resume muy bien nuestro enfoque:

«El momento propicio para ayunar es cuando
tomamos la decisión de hacerlo, disponemos de tiempo y
estamos dispuestos a seguir reglas y rituales y mirar hacia nuestro interior».

Aquí encontrará más información sobre el ayuno terapéutico según el programa de Buchinger Wilhelmi y sus efectos documentados científicamente:

La diferencia con el ayuno médico

En el ayuno médico se prescinde deliberadamente de ingerir alimentos sólidos durante un periodo de tiempo determinado. La motivación religiosa no es el pilar fundamental, pero siempre está presente.

El objetivo del ayuno médico es:

  • mejorar la salud
  • activar las fuerzas autocurativas del cuerpo y
  • ayudar a envejecer de forma saludable.

El ayuno médico es, de un lado, una medida preventiva para vivir muchos años de forma saludable. Una cura de ayuno puede prevenir factores de riesgo, como el sobrepeso, la hipertensión, la diabetes tipo 2, la hipercolesterolemia, así como el tabaquismo, el sedentarismo y el estrés. El ayuno puede aplicarse asimismo a diferentes enfermedades, tales como problemas articulares y reumatismo, trastornos digestivos crónicos, migrañas y muchas otras. Aquí encontrará más información sobre las indicaciones más habituales.

En última instancia, el objetivo del ayuno es contribuir a un bienestar mayor (físico y mental) y, por supuesto, con total independencia de la afiliación religiosa. A menudo ayuda también a romper patrones de comportamiento no deseables. No hay una época concreta para practicar el ayuno médico: cualquier momento es bueno para hacer una cura de ayuno.

💡De otro lado, si alguien no puede o no quiere ayunar, en nuestras clínicas podrá disfrutar de un programa dietético de nuestra cocina bio-gourmet elaborado a su medida.

¿Desea más información o una consulta sin compromiso? Estaremos encantados de atenderle.